volver

Estación Bomberos "La Rosa de Vierschach"

El estudio de Pedevilla Architects diseñó una estructura mínima de color rosa que sirve como una estación de bomberos para la ciudad de Vierschach en el Sur de Tirol.

Aunque el diseño da prioridad a la simplicidad y la reducción del detalle, el edificio Construido en el remoto Valle de Pusteria, cerca de la frontera con Austria, es un experimento en sí mismo.

Realizado en hormigón ligero y con un producto llamado Liapor, la capa exterior desafía parámetros constructivos y estáticos, al tiempo que se ocupa de los requisitos de aislamiento.

El color rojo hace hincapié en la originalidad de la nueva estación de bomberos. Todas las superficies se han realizado con hormigón pigmentado remarcando el carácter monolítico del edificio. Las dimensiones de la construcción se mantienen de ese modo reconocibles desde el exterior, incluso amplifica las estructuras de apariencia masiva.

La característica principal del proyecto es, sin duda, el nivel de prefabricación de su capa externa, lo que reduce al mínimo los trabajos de acabado necesarios de la construcción. Las irregularidades o divergencias en el hormigón sólo suman al encanto con el material y el carácter del edificio.

Junto a las funciones técnicas mencionadas, la construcción ligera pigmentada se realizó como hormigón visto de alta densidad y por lo tanto es a prueba de agua y heladas. En cuanto a la eficiencia económica del edificio, se ha prestado especial atención a la consecución de una construcción robusta y simple, el uso de sólo unos pocos materiales para la reducción de las etapas de trabajo a un mínimo. Además, la elección sensata de los materiales garantiza una reducción de los costes de mantenimiento y alta durabilidad.

Fuente: Plataforma Arquitectura
Arquitectura: Pedevilla Architects
Fotografia: Gustav Willeit

 

 

 

Publicaciones relacionadas