volver

Hormigón negro frente al Lago Lugano

Ariadna Vila

El sugerente paisaje y la inminente presencia de la masa rocosa detrás de Villa Montagnola dictaban los principios de cualquier edificio. La vivienda se relaciona con la piedra -de la que procede- en un diálogo dinámico y, al mismo tiempo, se extiende hacia el lago.

La vivienda parece un bloque de hormigón visto pigmentado en negro -color negro que deriva de la roca de la que fue creada- con tablones crudos dispuestos en la misma dirección. Esta característica anima la fachada, haciendo hincapié en la alternancia de aberturas y cierres.

La luz entra por las aberturas de altura total, llenando y envolviendo los espacios interiores y creando un ambiente cálido y confortable. Puertas y ventanas en madera de roble natural aumentan esta peculiaridad. El contraste interno entre el blanco del yeso y el negro del hormigón crea movimientos sugerentes, subrayados por los destellos que la residencia ofrece hábilmente.

La pavimentación de la zona vehicular está hecha de pequeños cubos de granito que entran en el vestíbulo de la residencia, reforzando la continuidad entre el interior y el exterior. Gracias a una pasarela sobre la roca, se puede subir a un mirador que ofrece una maravillosa vista de todo el complejo y el lago. El resultado final aprovecha el terreno y se mezcla en perfecta armonía con el paisaje circundante.

 

Fuente: Plataforma Arquitectura

Arquitectura: Attilio Panzeri & Partners

Fotografia: Giorgio Marafioti

Villa Montagnola

Villa Montagnola

Villa Montagnola

Villa Montagnola

 

Publicaciones relacionadas