volver

¿Por qué seguimos colocando mallazo si tenemos soluciones más eficientes?

Ana V.

El tiempo de colocación del mallazo es elevado y requiere mínimo de 3 operarios para ello. En elevadas ocasiones el mallazo está colocado de forma errónea. Un mallazo tirado, subido o medio calzado no hace su función, por lo que no servirá la inversión ni el tiempo invertido en él. A demás, es difícil que este alcance de zonas como arquetas, curvas y recovecos que se pueden generar en el suelo.

Para que un mallazo funcione y haga su cometido, tiene que estar bien colocado, perfectamente nivelado y estirado, y calzado con separadores.

En el caso de que así sea, este únicamente trabajará para evitar tensiones de tracción.  A diferencia del mallazo, la fibra de vidrio AR ANTI-CRAK® también protege frente las tensiones de tracción, evita las fisuras externas y ofrece resistencia a flexotracción y punzonamiento.

Con la fibra vidrio ANTI-CRAK® no sucede, ya que se incorpora directamente en la mezcla, ya sea en planta o en obra. Solo requiere de una persona que las incorpore en la mezcla y esta será totalmente homogénea.


Imagen: Mezcla homogénea, fibras en el hormigón

Por otro lado las planchas de malla tienen que unirse con alambres o soldándolas. Esto conlleva un gran coste en tiempo y mano de obra. A demás de que suelen ser planchas de más de 13m2 y esto hace que sean necesarios los cortes para poder adaptarlo a las zonas con un tamaño inferior. Aquí hay que añadir que para transportar un mallazo de estas medidas se crea la necesidad de ir con un vehículo de grandes dimensiones. Cargarlo en camión y descargarlo en obra requiere de una pluma para su elevación.


Imagen: Mallazo mal colocado, el cual no hace ninguna función.

El mallazo tiene problemas de oxidación a diferencia de las fibras. A demás, como no son conductoras de la electricidad, no se crean pelotas ni paquetes de fibra. Todo esto hace que se prolongue la vida del pavimento.

Es habitual poder ver la imagen que vemos a continuación cuando se procede a la colocación del mallazo. Podemos observar como se ve mermada la seguridad de los operarios, al caminar por encima del mallazo calzado. 


Imagen: Operarios caminando por encima del mallazo

A diferencia del mallazo, las fibras de vidrio AR ANTI-CRAK®:
·Están distribuidas en la mezcla de forma homogénea.
·El transporte a la obra es fácil. Pueden ser incorporadas en la planta de hormigón o directamente en obra.
·Se pueden realizar pavimentos de menos espesor, ya que con la fibra de vidrio AR ANTI-CRAK® quedara protegido.
·Para colocar el mallazo se necesitan entre 4-5 personas, a diferencia de la fibra de vidrio que con una sería suficiente. Eso reduce los costes y el tiempo de ejecución del pavimento.
·A diferencia del mallazo, la fibra de vidrio AR ANTI-CRAK® utilizada en el hormigón es resistente al agua, a ataques químicos, ataques biológicos y a la salinidad. Eso causará que la vida del pavimento se prolongará con el uso de este material.
·La fibra de vidrio AR ANTI-CRAK® no interfiere en los campos electromagnéticos y no es conductora de la electricidad. Como resultado no se forman pelotas de fibra.


Imagen: Bolsa de fibra de vidrio AR Anti-Crak® HP 67/36