volver

Sabes la diferencia entre pigmento y colorante?

Ariadna Vila

Muchas personas usamos los términos “pigmento” y “colorante” para referirse a la sustancia utilizada para colorear diversos materiales. Realmente, pigmentos y colorantes son sustancias diferentes, pero ambas sirven para colorear.

Por regla general un colorante es soluble en el medio que se aplica. Un pigmento, en cambio, al tener un tamaño de partícula mayor no se solubiliza y con la ayuda de aditivos se consigue mantener estas partículas en suspensión. Como consecuencia, las disoluciones de colorantes son transparentes y las disoluciones de pigmentos son opacas.

La diferencia esencial radica en que los pigmentos son insolubles o con alto grado de insolubilidad en el vehículo (parte líquida de un preparado pigmentario o pigmentado). 

Por ejemplo, en el caso de una pintura, el vehículo estará constituido por la parte líquida de esta, que corresponde principalmente al disolvente (agua fundamentalmente en las pinturas «base agua», o disolventes orgánicos tipo Xileno o Tolueno en las llamadas «base disolvente»).  En un producto cementoso o de otros aglomerantes hidráulicos, el vehículo será el agua necesaria para el amasado y que parte se emplea en la reacción de hidratación del aglomerante deshidratado o fraguado.

Sin embargo, los colorantes sí son solubles en los vehículos en los que se utilizan o con los que se aplican. Así, para colorear productos alimenticios casi exclusivamente se emplean los colorantes. 

Para colorear una bebida se utilizarían colorantes de la lista positiva de aditivos colorantes, y bastará una leve agitación para obtener de forma permanente y homogénea el color. Sin embargo, para colorear una pintura, al ser el pigmento insoluble, será necesario un proceso de dispersión del pigmento y la utilización de aditivos que ayuden a mantenerlo en suspensión de la forma más homogénea y que proporcionen unas propiedades reológicas o de viscosidad que entre otras propiedades para la aplicación, evitan o reducen la sedimentación o separación de componentes durante el almacenaje.