volver

Hormigón con fibra, la alternativa al mallazo

Ariadna Vila

El 95% de las veces que se usa mallazo se coloca de manera incorrecta, y como consecuencia, el mallazo no realiza su función correctamente de manera que es más probable que aparezcan fisuras y la durabilidad del pavimento sea menor a la esperada.

La fibra de vidrio Anti-Crak® proporciona una aplicación mucho más sencilla, ya que se mezcla directamente en la cuba con el hormigón obteniendo así una mezcla homogénea y reduciendo el tiempo de ejecución y aumentando la durabilidad del pavimento. Por tanto, utilizando Anti-Crak® ahorrarás tiempo y costes.

Además, un pavimento realizado con fibra de vidrio es mucho más fácil de reciclar que un pavimento reforzado con mallazo.

Las arquetas, las zonas curvas y los recovecos que se pueden generar en el suelo pueden quedar fuera del alcance del mallazo de hierro, algo que no sucede en el caso del hormigón con fibra.

Otra de las ventajas de la fibra de vidrio es que contribuyen a que la solera adquiera una cierta flexibilidad, con lo que se evita la aparición de fisuras. Todo ello debe ir acompañado de una correcta distribución de las cargas a lo largo de la solera. Es sabido que el hormigón, a pesar de su dureza, no destaca por una resistencia especial a la rotura por el fenómeno de retracción, algo que se soluciona con estas alternativas

Proceso de aplicación de fibra de vidrio en obra